01 marzo, 2017

"Ya no hay Junglas adonde regresar", de Carlos Augusto Casas, premio Wilkie Collins de Novela Negra



Acaba de llegar a las librerías "Ya no hay Junglas adonde regresar", del madrileño Carlos Augusto Casas,  novela galardonada con el premio Wilkie Collins de Novela Negra y que publica M.A.R. Editor.

“El Gentleman”, un anciano de 72 años centra toda su ilusión y ganas de vivir en los jueves. Porque todos los jueves va a ver a Olga, una joven prostituta de la calle Montera. Ella es brutalmente asesinada y el mundo del Gentleman se desmorona. Y entre los escombros de su existencia descubre que ya solo le queda la venganza. Un buen motivo para seguir viviendo. 
 
Apoyándose en brillantes diálogos y en un ritmo que no permite dejar de pasar páginas el autor nos introduce en esta historia de venganza en la que los personajes se van enredando hasta llegar a un final que deja al lector con la boca abierta. 

Una novela negra cargada de originalidad donde las decisiones vitales no casan bien con las leyes establecidas. 

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a su autor, Carlos Augusto Casas, quien de primera mano nos habla de la creación literaria, de lo más negro de la novela negra (el hard boiled), o de lo que suponen los premios en la carrera de los escritores.

Llega puntual a la cita. Rápidamente descubrimos a un dandy con una personalidad marcada y cargada de humor inteligente. Pide un "negroni" de primero, y un "ruso blanco" de segundo. Nos habla de sus tres perros (tres chuchos que encontró abandonados), de sus mellizos (como Darth Vader), de su afición por el boxeo y de Cabo Verde (país en donde pasa temporadas fraguando sus novelas).



Pregunta.:  M.A.R. Editor presentará tu novela en Tenerife Noir, donde el director del Festival te entregará el premio Wilkie Collins. ¿Qué supone ser la estrella principal del Festival Atlántico de Género Negro, tan volcado a tres continentes?
Respuesta: En primer lugar, un honor. Que mi primera novela sea premiada y que el galardón me sea entregado en uno de los festivales más importantes del género negro para mi supone un sueño hecho realidad y un gran empuje para mi carrera. Más teniendo en cuenta que Canarias ha dado uno de los clásicos en castellano más importantes dentro de la novela negra como es Harraga, de Antonio Lozano. Para mi va a ser una experiencia inolvidable y un auténtico privilegio formar parte de Tenerife Noir.


P. Y además su novela ha sido prologada por uno de los grandes maestros del género negro, Julián Ibañez.
R. Sí, de momento, todo lo que me está sucediendo con la novela son buenas noticias. Que alguien como Julián Ibañez aceptara escribir el prólogo es otro premio en sí mismo. Yo le envié mi novela con mucho miedo, porque Julián nunca ha ejercido esa hipocresía cómoda y rebañega que llamamos lo políticamente correcto. Si la novela le hubiera parecido una mierda me lo habría dicho con estas mismas palabras. Se la leyó en un solo día y, sorprendentemente le gustó. Por cierto, es el primer prólogo que escribe Julián Ibáñez. 


P. El protagonista de su obra es un anciano enamorado de una prostituta. Algo que no suele ser muy común en un género marcado por policías, detectives, delincuentes…
R. El género negro es demasiado amplio como para constreñirse en un solo tipo de personajes o a una sola forma de contar historias. El detective perdedor que escucha jazz y únicamente se alimenta de güisqui no sólo ya no funciona por lo manido del cliché, sino también porque no es creíble. Las historias negras están a la orden del día, en los telediarios, en los periódicos, sólo hay que saber verlas y, sobre todo, saber contarlas.


P. ¿Así nació “Ya no hay junglas adonde regresar?
R. Pues sí, yo trabajaba en la Gran Vía de Madrid y todos los días pasaba por la calle Montera. Por muy temprano que llegara, las prostitutas ya estaba allí, esperando a los clientes. En su gran mayoría, hombres de la tercera edad. De ahí surgió la idea para la novela. 


P. Hay quien piensa que el género negro puro, el hard boiled ha muerto.
R. Hay quien piensa que el calentamiento global es un embuste y que Donald Trump es un reptiliano. 


P. ¿Para usted, qué sería lo peor que le podrían decir de su novela?
R. No la he entendido.


P. ¿Por delante de “no me ha gustado”?
R. Evidentemente, pretender que mi obra guste a todo el mundo sería una estupidez y una petulancia insufrible. 


P. ¿Y lo mejor?
R. Me voló la cabeza.


P. ¿Está trabajando en una nueva novela?
R. La tengo en mente, falta que algunos engranajes acaben de encajar.


 Más información:
 "Ya no quedan junglas adonde regresar", de Carlos Augusto Casas
MAR editor. Colección NARRATIVA nº 53
ISBN: 978-84-946123-4-3 • 198 páginas. PVP 15 €

COMPRAR LIBRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario